¿Por qué los hombres se van repentina y silenciosamente?

Este artículo intenta responder la pregunta de por qué los hombres detienen repentinamente la relación sin explicación, aunque parecía que no había requisitos previos para esto.

“Lo conocí por varias semanas. Todo fue perfecto, sin prisa, con calma, pero siempre sentí que me necesitaba. Una vez nos encontramos con mis amigos en el concierto, y ese día se veía bastante diferente. No dije nada, me volví más frío, me besé de alguna manera equivocada. Sentí que algo lo estaba atormentando, pero él no quería contar nada. Después del concierto, me llevó a casa y me prometió llamar por la mañana. Y él nunca volvió a aparecer “: muchas mujeres pueden contarte algo sobre ellas mismas. ¿Por qué los hombres desaparecen tan simplemente?

¿Puede haber algo peor en esta situación que la ausencia de una respuesta a una pregunta muy inquietante? Después de todo, es preferible conocer la verdad más desagradable, que desplazarse en su cabeza en escenarios ficticios.

¿Por qué sucede esto?

Primero, A menudo sucede que un hombre está buscando un minuto de entretenimiento, porque eso es lo que necesita. Se familiariza con una mujer atractiva, crea una agradable impresión de sí misma, y ​​en este momento comprende que no la necesita. Luego desaparece en silencio, y en caso de necesidad de justificación después de un tiempo dice que se fue con urgencia al extranjero, perdió el teléfono con todos los números o que la familia tuvo una tragedia. En algunos casos, algo de esto es cierto, pero no tan a menudo. Y el significado en las complejidades de las palabras falsas es uno: dejar una buena impresión de ti mismo, porque gracias a esto, él mismo piensa mejor sobre sí mismo.

En segundo lugar, encontrarse con hombres que tienen demasiado miedo de que una mujer, invadiendo su vida, no destruya la corriente habitual. Y especialmente esto se aplica a situaciones en las que resulta que una mujer y un hombre tienen demasiadas diferencias en el estilo de vida. Por ejemplo: un hombre es un hogareño. Le gusta pasar las noches en casa leyendo, comunicándose o haciendo algunas tareas domésticas. Una nueva novia es una chica fiestera que considera la fabricación de casas como una pérdida de tiempo. Otra de sus insistentes peticiones de “pasar el rato” puede ser la gota que colmó el vaso. Un hombre elige el consuelo habitual en el cálculo de que una mujer nueva compartirá con él su adicción a quedarse en casa. En este caso, el factor principal es la renuencia a cambiar a sí misma, al mismo tiempo que se comprende que una mujer “partidaria” tampoco se rehace.

Sucede tan, que la experiencia negativa de aclarar la relación te mantiene alejado de las conversaciones directas. Cuando en el proceso de las relaciones una copa rota, una fecha tardía para una cita o un pequeño descuido causa una tormenta desproporcionada de emociones femeninas, un hombre se da cuenta de que sus palabras sobre la terminación de las relaciones causarán un verdadero armagedón. Tormenta chisporrotea. En este caso, se desencadena una reacción defensiva banal. Cuando un hombre busca proteger su psique (y los hombres también tienen una psique) de una negatividad excesiva.

Partiendo sin explicación también está sucediendo en aquellos casos en que la razón real de la separación es demasiado íntima para una explicación abierta. Por ejemplo, insatisfacción en la cama. El desacuerdo de una mujer sobre algunos tipos de juegos íntimos y caricias puede ser un factor decisivo para los hombres, pero decir a los ojos, “te dejo porque te niegas a tener relaciones sexuales anales”, él tampoco puede. Después de todo, esta razón en el marco de la noción de relaciones humanas parece simplemente “no seria”. Y el hombre sabe que así es como se percibirá. Como mujer, tal vez sus amigas. No queriendo poner sus predilecciones sexuales en exhibición pública, el hombre simplemente se va silenciosamente. O se elimina mediante frases optimizadas generales como: no nos acercamos.

Sin embargo, hay un tipo de mujer que hace que cada pareja corra sin palabras – Esta es una mujer hiedra. Este es el que inmediatamente “sin memoria” se enamora y quiere apoderarse completamente del mundo que rodea al elegido. Él quiere que él pase todo el tiempo solo con ella, y solo le presta atención. La mayoría de los hombres en tales casos tienen un mecanismo de protección, y simplemente huyen.

Por lo tanto, las mujeres deben entender que hay muchas razones para una despedida silenciosa. Pero los hombres necesitan saber que ese silencio a menudo duele aún más. Deben recordar que un hombre puede ser visto por la forma en que termina la relación, y no la inicia.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

+ 74 = 75